Noticias

Nostrxs queremos todo! Paraguas rojos por los derechos de todas las mujeres!

El siguiente es un comunicado de las mujeres italianas convocando a la movilización para reclamar sus derechos y manifestarse en contra de la Iglesia, la corrupción del Estado, los feminicidios, de la discriminación a extranjeros. La marcha se realizó en el contexto del escándalo que protagoniza el presidente Silvio Berlusconi con respecto a las mujeres, la desvalorización que hace de ellas/nosotras, su machismo. El mandatario está acusado de prostitución de jóvenes menores de edad, hecho por el que será juzgado en los próximos meses. El comunicado fue traducido al español por María Laura Gutiérrez, a quien agradecemos.

italianas

Somos mujeres, varones, feministas, sex workers, desertores del patriarcado.
Vivimos en nuestra piel la ausencia de derechos, la precariedad, la falta de perspectivas.

Queremos un futuro. Queremos respirar. Queremos poder elegir

Somos conscientes de la existencia de reglas económicas que favorecen a los ricos y asesinan a todos los demás.

Estamos en venta

Están en venta nuestros brazos, nuestras vidas, nuestro cerebro, nuestro cuerpo. El que intenta autoderterminar su propia vida, se vuelve un objeto de represión. Porque son pocos a los que les gusta un mundo de sujetos libres.
Prefieren una sociedad de trabajadores, sirvientes, esclavos, precarios, desocupados, trabajadorxs del sexo, todos a merced de un jefe dispuesto a suspender nuestros derechos, nuestro salario, nuestra casa, nuestro trabajo.

En ésta sociedad decadente, en la que nadie sabe proponer una alternativa, quien tiene poca fantasía obtiene poder a través de las iniciativas autoritarias:
Perseguir a los extranjeros en nombre de la seguridad económica de los italianos
Perseguir a los gays y las lesbianas en nombre de la defensa del valor sacro de la familia
Perseguir a las mujeres en nombre de la defensa de la continuidad de la especie, en nombre de la dignidad, del cuerpo y la vida
Perseguir a quienes expresan un pensamiento libre en nombre de la defensa del poder y la autoridad de los que gobiernan

Las víctimas aparecen como verdugos. Los verdugos se disfrazan de víctimas.

Las mujeres lo saben. Sucede todos los días en cada lugar donde un varón asesina a una mujer, mientras los medios sólo se preocupan de definir su nacionalidad o justificarlo para que no se sepa que la violencia familiar es la primera causa de muerte violenta para las mujeres.

Sucede en las esquinas oscuras en las cuales son maltratadas las sex workers. Relegadas a las frías e inseguras periferias por las ordenanzas de los intendentes en nombre del decoro y de la moralidad. Generalmente es en esas esquinas donde las sex workers pierden la vida, mientras los medios ignoran sus muertes pero resaltan claramente en los titulares la palabra “prostituta” omitiendo que el asesino es un cliente.

Le sucede a los extranjeros, trabajadorxs del sexo, niñeras, obligadxs a obedecer a un patrón, un varón o al propio Estado para evitar de ser retenidos en un C.I.E [1]

No nos reconocemos en las omisiones, en el moralismo, en las mentiras de quien entrega nuestros cuerpos autodeterminados al Estado, a la Nación en nombre de una dignidad que nadie nos reconoce cuando decimos que no tenemos patria, nación, porque no tenemos certezas económicas, perspectivas de estudio, de libre elección.

No nos reconocemos en el llamamiento a las armas ni en la caza de brujas animada por la misoginia, la complicidad y la protección a los verdaderos responsables del desastre italiano.

No lograrán enfrentarnos las unas contra las otras, porque sabemos que el que usa la guerra de pobres contra pobres intenta crear una separación social para dar crédito a quienes especulan sobre esa misma separación:
Vale para aquellos que instigan la guerra entre extranjeros e italianos
Vale para aquellos que instigan la separación entre “buenas y malas mujeres”

Vayamos a la plaza para decirles esto
Porque nosotrxs no queremos ser usadxs
Porque queremos más
Porque queremos todo

[1] N.D.t: Hace referencia a los C.I.E –Centro di Identificazione e Espulsione. Son los centros para inmigrantes sin papeles o permiso de residencia que, últimamente, en Italia están siendo casi casi un centro de detención. Existen muchos reclamos, protestas por las condiciones de vida en las que actualmente están los “detenidos” en los CIE italianos.

Más información en:

Te invitamos a recorrer esta galería con las fotos de la marcha y algunos epígrafes que traducen carteles y situaciones.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*