Aborto legal

ENM: La confluencia de los vínculos en el abrazo feminista

Para Aye Zurbriggen el Encuentro Nacional de Mujeres (ENM) que se celebró en Rosario, en 2016, fue un camino de ida. Se trató tanto de un despegue hacia los caminos feministas y socorristas como la confirmación de muchos sentires internos que se venían gestando hace ya tiempo.

Ese espacio, colmado de mujeres, fue capaz de conmover cada eslabón de su historia personal y sentir de cerca esa fecha que, año a año, resultaba inamovible para Ruth, su mamá. Era un encuentro para miles pero que para Aye tuvo un significado particular, era de ellas dos. “El feminismo y el socorrismo nos unió desde otro lugar”, reconoce.

Bajo el sol pleno de Rosario, Aye se encontró con dos de sus tías, personas muy cercanas que colaboraron en su crianza y que hoy comparten caminos similares. Los lazos familiares se entrecruzaban con los socorristas en un nudo cada vez más indestructible. Se trataba de “un encuentro que tenía que ver más conmigo y mis vínculos personales” recuerda.

Ahora, a poco de volver a iniciar un viaje con tantas horas como mística feminista, Aye espera esa nueva dosis de “fuerzas para seguir activando”. Este año es la plaza el lugar elegido para contar el hacer de la Colectiva Feminista la Revuelta, el abrazo con otras compañeras y el primer saludo con todas aquellas mujeres que se acerque buscando aquellas informaciones que las socorristas brindan con un amor empatica construido desde el feminismo.

“A mi me encanta ser socorrista, lo digo con mucho orgullo” afirma Aye y asegura que va dispuesta a aprender y a defender esto que siente como una máxima vital y es que las mujeres pueden ser libres de elegir lo que quieren para sus vidas y sus cuerpos, que no es otra que cosa que la mejor manera de socavar los cimientos del heteropatriarcado.

Quizás este año, en Chaco, la marcha termine para Aye como aquella de 2016, en un abrazo único y profundo con Ruth.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*