Aborto legal

Feminismo en los medios: Fanáticas de los boliches

En enero estamos un poco más relajadas. En nuestras vías de comunicación internas siguen circulando propuestas de activismo feminista, ideas de revolución y ganas de conmover este 2018 hasta sus cimientos. Andamos descalzas y al aire libre, con ganas de seguir compartiendo el paso del feminismo por la agenda mediática. Es por eso que durante este mes compartiremos trabajos periodísticos de compañeras de Latinoamerica para que siga ardiendo la llama feminista.

En esta oportunidad, traemos el especial de LatFem, “Memoria feminista para las fanáticas de los boliches”. Se trata de una compilación de notas que hablan de nosotras las mujeres, del goce, de la noche y del sentido de culpa que intentan imprimir los medios de comunicación en el cuerpo de las mujeres que disfrutan.

“Una memoria feminista las reivindica y declara que todas fuimos y somos fanáticas de los boliches. Hacemos del precepto que nos culpabiliza una reivindicación soberana”, escriben las periodistas de LatFem. Los textos de este especial pertenecn a María Florencia Alcaraz, Florencia Minici, Vanina Escales, Jimena Zeitune, KITSCHcodelia, Analía Fernández Fucks, Marion González Prieto, Romina Zanellato y Agustina Frontera.

Memoria feminista para las fanáticas de los boliches

En este informe contamos con videos, ensayos, notas, piezas gráficas las vidas y femicidios de mujeres jóvenes de América Latina y el Caribe, estrategias de autocuidados en la noche, la historia del consentimiento, el derecho a la gira y el twerking como baile que libera potencias. Mirá el informe completo pinchando acá.

El derecho a la gira

Una breve historia del consentimiento, sus límites y sus quiebres. El matrimonio feudal y la noche de bodas como historia del no- consentimiento. La noche de brujas y la gira, una contrapedagogía del placer y la soberanía. Todas fuimos y somos unas fanáticas de los boliches. Leé la nota completa pinchando acá.

Fanáticas de mover el culo: twerking y feminismo

Las mujeres movimos el culo siempre. Mucho antes de que el arte de hacerlo tuviera un nombre y campeonatos nacionales, las negras africanas batían sus caderas en una danza muy parecida al twerking llamada Mapouka en Costa de Marfil. ¿Cómo se intersectan twerking y feminismo? ¿Qué potencias se liberan agitando culos? ¿Es una danza para las disidencias? Leé la nota completa pinchando acá.


*Todos los textos pertenecen a LatFem Periodismo Feminista y las autoras mencionadas más arriba. 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*