Noticias

Amonestación laica hacia una maestra de la Esc. Nº182

Muchas fueron las denuncias que recibimos en el servicio de Asesoramiento Legal “Socorro Violeta” sobre situaciones relacionadas con violencias sexistas y de género, ocurridas dentro de ámbitos escolares en este ciclo lectivo 2009.

Una de ellas refiere a la proyección, en un 7mo. grado de la Escuela Nº 182 de la ciudad de Neuquén, de un video trucado sobre lo que sería atravesar una situación de aborto.

Ante la denuncia, y convencidas de que las escuelas públicas deben ser verdaderamente laicas, decidimos llevar adelante una serie de acciones.

Empezamos por realizar una presentación formal a las autoridades del establecimiento, a supervisión escolar y al Consejo Provincial de Educación (CPE). Esto desencadenó –a nuestro entender- interesantes debates y definiciones por parte del equipo directivo de la escuela, por parte del supervisor y de las vocalías gremiales del CPE.

paredon2

A continuación podrá leerse la carta inicialmente presentada y en el archivo en formato PDF las promisorias conclusiones de la prevención sumarial que iniciara el supervisor escolar de la zona. Llamamos a su definición una amonestación laica hacia la maestra, quien deberá abstenerse de volver a usar ese material en las aulas.

Como otras veces, el accionar de autoridades de la actual gestión de gobierno del CPE, dejaron en claro que si de dogmatismos se trata, ahí estarán para hacerles de guardianas y guardianes a la pacata moral conservadora.

Mostrar aspectos de nuestro andar, suponemos, puede colaborar en la construcción de saberes sobre las formas de activismo que llevamos adelante.

Reafirmamos con estas acciones nuestra exigencia de una escuela pública laica, anti-discriminatoria, no androcéntrica, no sexista, no heterosexista.

Leer en pdf la prevención sumarial a la docente CA. Conclusiones

Denuncia presentada en la escuela Nº 182

Al Equipo Directivo de la Escuela Nº 182
Barrio Jardines del Rey
Neuquén Capital

Ref. Presentar denuncia maestra a cargo de 7mo. grado por proyección de una película sobre el tema del aborto.

De nuestra mayor consideración:

En nuestro carácter de asesoras letradas del servicios Socorro Violeta, nos dirigimos a Ud., y por su intermedio a todo el personal docente de esa institución educativa y en particular a la maestra CA a los fines de poner en conocimiento los acontecimientos que tuvieron lugar en el 7º grado a cargo de la docente precedentemente mencionada, y para que se adopten -sobre el particular- las medidas pertinentes para remediar la situación que a continuación se relatará, como asimismo evitar que en el futuro la misma se repita.

La maestra CA, a cargo del 7º grado, proyectó un film sobre el aborto. PU, estudiante de esa división, participó de esa clase y al regresar de la escuela manifestó cierto malestar y mencionó lo que había visto y oído a su madre, la Sra. PB, quien presenta la denuncia ante este Servicio de Asesoramiento Legal.

En primer lugar, consideramos que la proyección de la película atenta contra la laicidad de la educación pública, principio rector que rige y debe guiar el funcionamiento de las instituciones educativas, tal como lo establecen las leyes vigentes.

Huelga aclarar que no estamos arguyendo que estos temas no deben ser motivo de tratamiento y debate en escuelas, sino que -muy por el contrario- existen numerosas herramientas legales que avalan y propugnan la educación sexual en las escuelas siendo las abajo firmantes activas impulsoras de su reconocimiento y cumplimiento.

Ahora bien, lo que viola las leyes existentes es abordar la temática desde lugares dogmáticos que buscan adoctrinamientos y naturalizaciones, haciendo especial hincapié en concepciones de carácter indiscutiblemente religioso, todo ello en total contradicción con la precisión, actualización y transmisión de conocimientos pertinentes que en la materia se requiere.

Como es sabido, la ley Nacional 26.150/06 sobre Educación Sexual Integral es clara, al respecto, cuando en su Artículo 3º, inciso b) “Asegurar la transmisión de conocimientos pertinentes, precisos, confiables y actualizados sobre los distintos aspectos involucrados en la educación sexual integral”.

En relación al film, el relato de la niña da cuenta que lejos de “asegurar la transmisión de conocimientos pertinentes, precisos, confiables y actualizados sobre los distintos aspectos involucrados en la educación sexual integral” (tal como lo exige la citada ley) tenemos que la Escuela Nº 182, proyectó un film que no es confiable, ni preciso, ni actualizado, el cual sólo reproduce un dogma religioso todo lo cual atenta contra la laicidad de la escuela pública.

Es dable mencionar que no sólo está en juego aquí el efectivo cumplimiento del principio de laicidad de la educación pública, sino que existen otras reflexiones que merecen ser atendidas en razón de las investigaciones existentes en materia de educación sexual y pedagogías.

El tema del aborto es un tema especialmente controvertido, del que no puede haber un tratamiento con carácter férreo y unívoco. Cuando se apela a abordajes desde visiones religiosas se promueven valores que no son universales y que vuelven a poner a las mujeres y a las niñas en lugares fuertemente cargados de sexismo y culpabilización. Tampoco puede tratarse el tema de manera lineal, mucho menos sugerir la existencia de dos bandos, porque eso niega la complejidad del contenido y se lleva de bruces con una sociedad que busca construirse democrática y solidariamente y, para ese propósito, los tránsitos en las escuelas tienen una impronta destacable en las subjetividades que se construyen. Importa remarcar que los sectores que se adjudican el derecho de proyectar este tipo de películas, son quienes niegan el derecho de jóvenes a recibir información sobre métodos anticonceptivos, sobre relaciones de género, sobre prostitución, sobre las construcciones de las femineidades y masculinidades desde nuevas perspectivas, sobre los derechos humanos de las personas no-heterosexuales, etc. Los abordajes en materia de educación sexual no pueden ser reduccionistas, existe abundante literatura al respecto y podemos sugerir para la escuela bibliografía que circula en ámbitos académicos; esto en pos de generar la posibilidad de nuevos sentidos y significaciones al respecto.

Por otra parte, el hecho de presentar el tema del aborto en un 7mo. grado sin efectuar con carácter previo un trabajo sostenido en materia de educación sexual puede ser -incluso- contraproducente. Porque estamos refiriendo a situaciones que involucran controversias morales, en las que están enmarañados derechos en pugna y cuya definición para ninguna mujer es una definición tomada a la ligera y sin complicaciones. Las aulas deben estar al servicio de generar pensamiento crítico y autónomo, lejos de los adoctrinamientos, velar por el ejercicio democrático de la toma de la palabra, donde las opiniones no sean ubicadas en el estilo “boca-river”, demonizando a quienes piensan diferente. Mucho menos si tenemos en cuenta las innumerables situaciones involucradas en esta temática. Según Gabriela Luchetti, jefa del servicio de ginecología del Hospital Castro Rendón, “el 50% de las mujeres se embarazan sin desearlo” (ver entrevista en Página 12, 23/10/09). Y ante un embarazo no deseado una salida al que recurren muchas mujeres es la interrupción del embarazo. Las estadísticas del Ministerio de Salud de Nación dan cuenta de 700 mil nacimientos anuales y 500 mil abortos, estadísticas que en tema de abortos son un sub-registro en tanto práctica clandestina.

Efectuadas las observaciones anteriores, y volviendo al tema que ocupa esta denuncia, entendemos que la maestra además de violar el principio de laicidad, ejerció violencia simbólica y verbal en el grado contra niñas y niños, de allí que presentamos copia de esta denuncia a la Defensoría de la Niñez y Adolescencia.

La docente CA habilitó en el aula cuestionamientos para con algunos de los modos de estar en el mundo que asume la familia en la que se socializa PU, poniendo en evidencia prejuicios y cuestionamientos a sus valores y principios, omitiendo respetar los mismos.

PU relata a su madre, comentarios del siguiente tenor: “A los fetos los sacan vivos con cucharas filosas” (expresado por la maestra); “¿Y si matan a un bebé por qué tu mamá está a favor del aborto?” (pregunta formulada por una compañera a Paloma); ante la consulta sobre embarazo producto de una violación por parte de Paloma, la maestra responde que existen muchas mujeres que desean adoptar niños porque no pueden quedar embarazadas por lo cual deberían continuar con el embarazo.

Por todo lo expuesto, solicitamos que en el presente ciclo lectivo, se convoque al equipo de trabajo del área de ginecología, dirigido por la Dra. Grabriela Luchetti, para que converse con el grupo de estudiantes a los que se les proyectó el film, esto con el propósito de traerles al debate posturas científicas y conocimientos precisos y confiables, tal como lo postula la ley 26.150/06 y para el velar por el cumplimiento efectivo de la misma; caso contrario nos reservamos el derecho de efectuar las medidas pertinentes para que las restantes autoridades educativas tomen cartas en el asunto e intervengan ante la situación aquí planteada.

Sin otro particular, y a la espera de una respuesta favorable a nuestro pedido, aprovechamos para saludar a Uds. muy atte, quedando a vuestra entera disposición para lo que consideren pertinente consultarnos.

Abogadas: María Angélica Acosta y Blanca López
(Servicio Socorro Violeta)

Profesoras Ruth Zurbriggen y María Trpín
(Integrantes de La Revuelta y Especialistas en Estudios de las Mujeres y de Género)

Con copia a:
Supervisor/a a cargo de la escuela y a la Dirección de Nivel Primario.
Vocales gremiales en el CPE, vocal por Rama Primaria por el Poder Ejecutivo y Vocal por la Comunidad

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*